RSS
email

desarrollo economico

SUBDESARROLLO ECONOMICO









DESARROLLO ECONOMICO








1-) 24 Mayo 2010 – Publicado por Tito.Flores Posteado en Noticia Destacada

El Cambio de Narrativa del Gobierno de Chile: De la “Protección Social” al “Chile País de Oportunidades”
Por Tito Flores Cáceres*
Los gobiernos no son sólo lo que hacen, son también lo que dicen. La narrativa que propone cada uno de ellos les permite establecer un sentido a su actuación y engranar así en buena medida sus acciones políticas y sus políticas públicas. Si durante los 10 años previos, con los mandatos de Lagos y Bachelet tal narrativa estuvo centrada en la “Protección Social”, a partir de mañana 21 de mayo, lo esperable –si las filtraciones de prensa son efectivas-, es que la nueva narrativa gubernamental en Chile esté centrada en la idea de generar un “País de Oportunidades”.
Muy por el contrario a quien piense con cierto dejo de desprecio que esto es sólo un asunto “semántico” sin importancia, temo decirle que por el contrario, esta variación tendrá efectos importantes en materia electoral y social. Y es que esta nueva narrativa encajará “perfectamente” con la identidad y con los anhelos del segmento social que terminó decidiendo la última elección presidencial: la “clase media aspiracional”.
Dos antecedentes para entender mejor a este segmento: Aninat y Elacqua (ver artículo) señalan que la “clase media aspiracional” que representaría un 22% del electorado tiene una vinculación muy fuerte con el mundo privado. Según estos autores este segmento social envía a sus hijos mayoritariamente a colegios particulares subvencionados y a universidades privadas; no le interesa mayormente la política; y, vive inmersa en el mercado y recibe poco del Estado. En este mismo sentido y he aquí el segundo antecedente, Alberto Mayol (ver artículo) señala que el nuevo chileno medio “es excepcionalmente individualista [y] no espera ayuda del Estado pues no cree en las estructuras sino en su propio esfuerzo. [Piensan que] tener más depende de cada uno”.
Así las cosas por el lado “sociológico” y por el “electoral” existe un fuerte incentivo para que el gobierno de Sebastián Piñera ponga en un plano secundario la protección social, y para que a la vez, su foco de acción lo ponga en este grupo que tanto rédito le ha dado políticamente. Aquello, sin olvidar la coherencia ideológica que tiene esta apuesta para su mirada “liberal”, hará que en vez de hablarle a la “Sra. Juanita” (pobladora y pobre) como lo hacía Lagos, él le hable a “Andrea, la vendedora de Isapre” a la que mencionan Aninat y Elacqua en su columna. Será ella y miles como ella quienes reciban con beneplácito los anuncios de mañana que con toda probabilidad hablarán de la responsabilidad que asumirá a partir de ahora el gobierno tendiente a facilitar las herramientas a todos aquellos chilenos y chilenas que esforzadamente han salido adelante por sí mismos gracias a su propio esfuerzo individual y sin ninguna ayuda, pero que a partir de ahora recibirán el apoyo del Estado en su tarea.
¿Y cuáles serán estas herramientas? Lo más probable es que no serán otra cosa que los subsidios a la demanda. Será pues a través de aquellos “Boucher” que se les entregarán individualmente a cada persona, la manera en que se implementará este apoyo a la clase media. Y aquella, que es una apuesta neoliberal clásica (contraria a los subsidios a la oferta, si se quiere más socialdemócrata) tendrá efectos intensos sobre la sociedad y la economía. Nuevamente, pero esta vez por la vía democrática, nacerán o se reforzarán mercados y cuasi mercados para responder a ciertas necesidades sociales. Por la fuerza de los hechos se irá debilitando aún más el Estado como proveedor de servicios y en su reemplazo surgirán agentes privados que competirán entre sí por obtener la preferencia de los tenedores de aquellos “Boucher”.
Y esto que para muchos es deseable por razones de eficiencia y de gestión, para mí no lo es. Mi aprensión principal en este sentido es que esta apuesta que tiene fe en la idea del “self made man” y que hace votos por el mercado y su eficiencia, no se cuestiona en lo más mínimo la desigualdad social.
Si la denuncia de esta situación de injusticia social ya había sido bastante tímida durante los gobiernos de la Concertación bajo esta nueva narrativa la desigualdad social quedará erradicada del lenguaje político (más no de la realidad) durante muchos años más, porque a quién engañar, esta idea del esfuerzo individual niega enfoques estructurales y no se cuestiona el orden social. La pobreza desde aquel punto de vista es consecuencia de la flojera y el que quiera celeste…que le cueste.
Como ven, las narrativas gubernamentales no son sólo ordenadoras, también tienen a la base un fuerte componente ideológico que resulta ser la inspiración de la acción gubernamental. Y el caso de Sebastián Piñera no es la excepción.
*Director de Política Pública
http://www.redaccion.cl/noticia-destacada/de-la-%E2%80%9Cproteccion-social%E2%80%9D-al-%E2%80%9Cchile-pais-de-oportunidades%E2%80%9D/



3-
a- Civilizaciones antiguas y sus invenciones
Antiguo Egipto
Los Egipcios inventaron y usaron muchas máquinas simples, como el plano inclinado y la palanca, para ayudarse en las construcciones. El papel egipcio, hecho de papiro y la alfarería fueron exportados por la cuenca mediterránea. Sin embargo la rueda no aparecería hasta que invasores extranjeros trajeron con ellos carros. También desempeñaron un importante papel en el desarrollo de la tecnología marítima mediterránea, tanto en barcos como faros.
Europa tribal
Sus pueblos se encontraron con la agricultura y la tecnología militar romanas, lo que llevó a Europa a apropiarse de los progresos sociales y tecnológicos romanos.
Antigua Grecia
Los griegos inventaron muchas tecnologías y mejoraron otras ya existentes, sobre todo durante el periodo helenístico. Herón de Alejandría inventó un motor a vapor básico y demostró que tenía conocimientos de sistemas mecánicos y neumáticos. Arquímedes inventó muchas máquinas. Los griegos fueron únicos en la era preindustrial por su capacidad de combinar las investigaciones científicas con el desarrollo de nuevas tecnologías. Un ejemplo es el tornillo de Arquímedes, que primero se concibió matemáticamente y más tarde se construyó. También inventaron la ballista y computadoras analógicas primitivas, como el mecanismo de Antiquitera.1 Los arquitectos griegos fueron los responsables de las primeras cúpulas y también los primeros en investigar el número áureo y su relación con la geometría y la arquitectura.
Aparte de la eolípila de Herón, los griegos fueron los primeros en inventar los molinos de viento y de agua, lo que les hizo pioneros en tres de los cuatro métodos de propulsión no animal anteriores a la Revolución industrial (el cuarto es la navegación), aunque sólo se usó la energía hidráulica.
Roma
Azada romana de hierro, de hace 2000 años. Este artefacto se encuentra expuesto en el Museo Field de Chicago.
Los romanos desarrollaron una agricultura sofisticada, mejoraron la tecnología del trabajo con hierro y de albañilería, mejoraron la construcción de carreteras (métodos que no quedaron obsoletos hasta el desarrollo del macadán en el siglo XIX), la ingeniería militar, la ingeniería civil, el hilado y el tejido con muchas máquinas diferentes como la cosechadora, que ayudaron a incrementar la productividad de muchos sectores de la economía romana.
Los ingenieros romanos fueron los primeros en construir arcos monumentales, anfiteatros, acueductos, baños públicos, puentes de piedra y criptas. Algunas invenciones romanas notables fueron el códice, el vidrio soplado y el hormigón. Como Roma está situada en una península volcánica cuya arena contiene granos cristalinos, el hormigón romano fue especialmente resistente al tiempo. Algunas de sus edificaciones se han mantenido en pie más de dos mil años.
La civilización romana estaba altamente urbanizada para los estándares pre-modernos. Muchas ciudades del Imperio tenían más de 100 000 habitantes, siendo Roma la más poblada de la antigüedad. Los rasgos de la vida urbana romana comprendían edificios de varios pisos, calles pavimentadas, retretes de cisterna públicos, ventanas de vídrio y calefacción en suelos y paredes. Los romanos entendieron la hidráulica y construyeron fuentes y obras hidráulicas, especialmente acueductos. Algunas termas se han conservado hasta la actualidad. Los romanos desarrollaron muchas tecnologías que se perdieron en la Edad Media y no se reinventaron hasta el siglo XIX y el XX.
India
La Civilización del Valle del Indo, situada en un área rica en recursos es relevante por su temprana aplicación de las tecnologías sanitaria y de planificación civil. Las ciudades del valle tienen unos de los primeros ejemplos de baños públicos, cloacas cerradas y graneros comunales. La universidad de Takshashila fue un importante lugar de aprendizaje del mundo antiguo. Fue el centro educativo de eruditos de toda Asia, muchos estudiantes griegos, persas y chinos estudiaron allí, entre los que se cuentan grandes figuras como Kautilya, Panini, Jivaka y Vishnu Sharma.
La India antigua fue también puntera en la tecnología marítima—un panel encontrado en Mohenjodaro, muestra una nave navegando. La construcción de barcos se describe con detalle en el Yukti Kalpa Taru, un texto Indio antiguo sobre la construcción de embarcaciones.
La arquitectura y técnicas de construcción indias, llamadas 'Vaastu Shastra', sugieren una comprensión profunda de la ingeniería de materiales, la hidrología y los servicios sanitarios. La cultura india fue también pionera en el uso de tintes vegetales, como el índigo y los procedentes del cinabrio. Muchos de estos tintes se emplearon en pinturas y esculturas. El uso de perfumes demuestra conocimientos químicos, especialmente de los procesos de destilación y purificación.
China
Esfera armilar china.
De acuerdo con el investigador Joseph Needham, los chinos realizaron muchos inventos y descubrimientos primerizos. Algunas innovaciones tecnológicas chinas de importancia fueron los primeros sismógrafos, cerillas, el papel, el hierro colado, el arado de hierro, la sembradora multitubo, el puente colgante, la carretilla, el empleo del gas natural como combustible, la brújula, el mapa de relieve, la hélice, la ballesta, el carro que apunta hacia el sur y la pólvora. Otros descubrimientos e invenciones chinos, pero de la Edad Media, son el barco de palas, la impresión xilográfica, los tipos móviles, la pintura fosforescente, la transmisión de cadena, el mecanismo de escape y la rueda de hilar.
Los cohetes de combustible sólido se inventaron en China alrededor de 1150, casi 200 años después de la invención de la pólvora negra (el combustible del cohete), y 500 años antes de la invención de la cerilla. Mientras occidente estaba inmerso en la Era de los Descubrimientos, los emperadores chinos de la Dinastía Ming también enviaron barcos, algunos de los cuales llegaron a África, pero se dejó de financiar las iniciativas, lo que estancó la exploración y el desarrollo. Cuando los barcos de Fernando de Magallanes alcanzaron Brunéi en 1521 encontraron una ciudad rica que había sido fortificada por ingenieros chinos y protegida por rompeolas. Antonio Pigafetta notó que gran parte de la tecnología de Brunei era equivalente a la occidental de la época. Además, había más cañones en Brunei que en los barcos de Magallanes y los mercaderes de la corte de Brunei les vendieron gafas y porcelana, que eran muy raras en Europa. Sin embargo, la comprensión científica china estaba menos desarrollada que la occidental.
Incas
Los Incas tenían grandes conocimientos de ingeniería, incluso para los estándares actuales. Un ejemplo de esto es el empleo de piedras de más de una tonelada en sus construcciones (por ejemplo en Machu Picchu, Perú), puestas una junto a la otra ajustando casi perfectamente. Los pueblos tenían canales de irrigación y sistemas de drenaje, lo que hacía muy eficiente a la agricultura. Aunque algunos afirman que los incas fueron los primeros en inventar la hidroponía, la tecnología agraria, aunque avanzada, estaba todavía basada en el suelo. Esta tecnología, que comprendía el uso de bancales escalonados, permitía obtener gran rendimiento del suelo de tierras situadas en fuertes pendientes.
Mayas
Aunque la Civilización Maya no tenía tecnología metalúrgica ni había inventado la rueda, desarrollaron complejos sistemas de escritura y astrología y crearon trabajos esculturales de piedra. Como los incas, tenían buenas tecnologías de construcción y agrarias, aunque ya tenían varios conocimientos de orden astronómico que sabemos hoy en día
b- Neoliberalismo
En general, en la actualidad no se habla de neoliberalismo, ya que los descendientes ideológicos de Adam Smith han vuelto a adoptar la denominación de libérales, sin aditamentos. Este ultimo termino había caído en un progresivo desprestigio entré economistas políticos, escritores y en medios influyentes de la opinión pública, debido a la creciente ineficacia que fue demostrando el sistema del laissez faire, desde fines del Siglo XIX hásta su gran derrumbe, como consecuencia de la Gran Depresión de los años '30. La realidad económica de la época con la aparición de grandes monopolio y trusts que dominaban la oferta, hizo comprender a la mayoría de los economistas que el modelo competencia era sólo una hipótesis de escuela. Habían comenzado a dejar de identificar competencia con laissez faire.
En los EE.UU., la iniciación del institucionalizmo, en los primeros años de la década de 1920 influyo y atrajo a numerosos economistas adscriptos al marginalismo que fueron descartando paulatinamente sus viejos dogmas. En Inglaterra, la publicación en The Eçonomic Journal, en 1926, de un influyente artículo del economista dé la Universidadde Sambridge, de origen Italiano, Pieró Sraffa, quien afirmaba que la realidad de los mercados de ese momento, distaba mucho de ser de competencia perfecta y que había que distinguir, en el plano práctico, muchas formas de mercado, marca el inicio de una revisión profunda de la teoría predominante hasta el momento. Al artículo de este economista, le siguieron los libro, publicados por Joan Robinson y Edoard Chamberlin, quienes calificaron a la realidad de los mercados de competencia imperfecta y de competencia monopolística respectivamente. En la misma época, el pensamiento el pensamiento de John M. Keynes, antes y después de la publicación de su Teoría General... se había divulgado por los principales países del mundo. y sus premisas, junto con la de los institucionalistas, habían sido aplicadas por el: presidente Roosevelt en el New Deal. Las teorías keynesianas no sólo influyeron en el período de entre guerra sino que lo hicieron después de la Segunda Guerra Mundial, y aun hoy, pese al éxito de la reacción liberal de los años '60, conservan su vigor. Todas las precisiones teóricas que descalificaban al Laissez Faire como un sistema apto para aplicar en la vida económica, parecieron confirmarse con la Gran Depresión.
Teoría y realidad eran las dos caras de una misma moneda que demostraba él fracaso del liberalismo económico, al menos, como ideología eficaz para mantener la creencia en el sistema capitalista. Ese lugar vacante lo vino a ocupar el keynesianismo, con sus propuestas que, en la realidad, operaron como un salvavidas del sistema.
Los economistas liberales de la época de entre guerras, tanto en los USA como de Europa, reformaron sus teorías frente al nuevo panorama vigente. Ya no era posible preconizar un retornó a Laissez faire absoluto, resguardado de toda intervención estatal. En 1938 los neoliberales de Europa occidental, se reunieron en lo que se denominó el coloquio de Wafter Lippmann por el escrito liberal que critico a las grandes sociedades anónimas, identificándolas como monopolios que obstaculizaban el mecanismo de precios en un mercado libre. A este coloquio asistieron los economistas liberales más destacados de Europa, entre los que se puede mencionar a R Aron, L. Rouçier y J. Rueff de Francia, J.B. Condilifte de Gran Bretafla y L. yon Mises, E. von Hayek y W. Ropke de la escuela de Viena . En este coloquio se reafirmaron las posiciones antidirigistasde los neoliberales y se sostuvo la necesidad de una vuelta a la economía de mercado, aunque, con esta denominación genérica no precisaron a cual de las estas formas de economía de mercado se referían. En el coloquio Lippmann no se produjeron definiciones que permitan hablar de un neoliberalismo muy diferente al decimonónico del Laissez Fairg . Solamente, en lo qué se refiere a este principio, no afirmaron que se debía adoptar en forma absoluta, y en lo que se vincula con el estado, no descartaron en forma total su intervención. Walter Lipmann ha sido el neoliberal que con más énfasis solicito medidas contra las grandes sociedades anónimas para impedir que los monopolios dominaran los mercados y en contra de los acuerdos que anulan la competencia. Se pronuncio, también, en contra de la autofinanciación de las poderosas sociedades anónimas con el fin de establecer la competencia en el mercado de capitales
En el neoliberalismo han existido opiniones muy contradictorias. Desde Ludwing von Mises, cuya preocupación fundamental era el restablecimiento del mercado sin el cual no puede haber equilibrio ni cálculoeconómico; Wilhelm Ropke, para quien la intervención del Estado solo debe ser admitida para garantizar la existencia de un mundo de Pequeñas empresas y de competencia y que, al mismo tiempo, se opone a toda forma de redistribución de ingresos y de política ocupacional; Friedrich von Hayek,quien en los años '40 no se mostró partidario de una economía dirigida propiciando una "estructuración racional de la competencia", sin definir con mucha precisión el concepto (este autor en los años '60 adhirió al monetarismo y denunció la acción de los sindicatos como perjudicial para la actividad económica); Jacques Rueff, que admite la intervención del Estado en tiempos de guerra para repartir artículos de consumo y materias primas y, en alguna medida, acepta que se intervenga, no sobre la formación de los precios, pero sí sobre la oferta y la demanda; hasta James E. Meade y Roy F. Harrod, que introdujeron en el pensamiento liberal importantes conceptos keynesianos como el de preconizar la intervención del Estado para evitar las oscilaciones que llevan al sistema capitalista de la prosperidad a la depresión.
Los neoliberales más ortodoxos con el liberalismo económico tradicional fundaron en 1950 la llamada sociedad Mont-Pélérin, cuyo principal inspirador ha sido F. von Hayçk, y donde proviene la denominación de la economía Social de mercado utilizada para identificar a las propuestas de los liberales de la actualidad.
En épocas recientes ha sido formulada la teoría monetarista que ha adquirido una gran influencia en el pensamiento liberal, y de cuyas premisas se hicieron eco algunos gobiernos como el de Ronal Reagan en los Estados Unidos y otros que configuraron dictaduras en países latinoamericanos (Argentina, Chile y Uruguay). Las gravitaciones qué estas teorías han teñido sobre hombres de Estado y sobre la marcha de las actividad económica en el mundo en general en donde se observa una creciente oligopolización en los sectores productivos principales, convierte en poco menos qué imposible utilizar con propiedad el término neoliberalismo, si es que con él se pretende designar a una teoría económica eficaz para limitar el poder que los monopolios y para asegurar que los precios se formen en un mercado libre de interferencias privadas o estatales
c- La Revolución Industrial, ocurrida a mediados del Siglo XVIII, se inició en Inglaterra, para extenderse luego al resto del mundo.
La actividad comercial, iniciada luego de la conquista de América, al crear nuevos mercados, hizo necesaria la producción en serie de mercaderías, sobre todo telas, requeridas por los mercados coloniales.
Inglaterra presentaba las condiciones óptimas para el despegue industrial, ya que contaba con el hierro y el carbón necesarios, un transporte adecuado para distribuir las mercaderías y el dominio marítimo para controlar las rutas y proveerse de las materias primas que necesitaban, desde América.
El crecimiento de la población se debió a los cambios en la agricultura, que gracias a las nuevas técnicas, comenzó a prosperar. La gente se alimentaba mejor, vivía más tiempo y en condiciones más saludables, y por lo tanto, aumentaba su consumo, gastos que realizaba a través del uso de la moneda, y no del trueque como en otros países europeos.
Fue decisivo también en la industrialización inglesa, los cambios políticos, ocurridos a partir de 1688, donde se estableció como sistema de gobierno, una monarquía parlamentaria, y se adoptó el capitalismo como sistema económico.
La unidad de trabajo fue la fábrica, que desplazó el trabajo artesanal, característico de la Edad Media, donde los trabajadores, que realizaban sus tareas en forma manual, tenían sus actividades totalmente reguladas por los gremios, que fijaban las condiciones laborales, los modos de producción y el precio de las mercaderías. A partir de la Revolución Industrial el precio será fijado por la ley de la oferta y la demanda.
Primero fue la fuerza hidráulica, la que obligó a los trabajadores a asentarse en un mismo espacio físico, cercano a los ríos. La primera lanzadera mecánica surgió en 1773, que hizo posible la aparición del telar mecánico, y luego la invención de la máquina de vapor, por Watt inicialmente utilizada en las minas de carbón, se extendió a la industria textil, sustituyendo la fuerza hidráulica.
Se incrementó en forma considerable la demanda de hierro, que se producía quemando metal con carbón vegetal, lo que ocasionó la necesidad de hallar un nuevo combustible. Se intentó sustituirlo por el carbón mineral, pero a causa de sus impurezas, producía lingotes de poca calidad. El auge se produjo con la invención del carbón de coque.
El proceso de urbanización que trajo aparejado el nacimiento de esta nueva modalidad de trabajo, originó el nacimiento de barrios obreros, cercanos a las fábricas, donde se vivía en condiciones deplorables desde el punto de vista sanitario.
Esta nueva manera de trabajar, dio nacimiento a una gran polaridad entre los ricos dueños de fábricas (burgueses) y los pobres obreros marginados y sometidos a la explotación patronal, sin leyes laborales que los protegieran.
Trabajaban en las fábricas, no sólo hombres por muy bajos salarios, en indignas condiciones, con jornadas agotadoras, sino también mujeres embarazadas y niños, a los que se les pagaba muy poco y realizaban tareas sumamente riesgosas, como las que desempeñaban en las minas, actividad preferente en la que se ocupaban los menores por su escaso tamaño, que les permitía acceder a esas zonas estrechas, pero sumamente peligrosas.
Esta revolución significó un cambio en la manera de trabajar, que tuvo consecuencias en el plano económico, social y político, ya que mediante ella surgió el capitalismo como sistema económico, el dinero como motor fundamental de la economía, la importancia de la burguesía como sector social, que va a extender su influencia a otros países, como Francia, donde los burgueses van a iniciar una lucha por la posibilidad de participación activa en el plano político, y la hostigada clase obrera, que más tarde comenzará sus demandas y reclamos.

d- Sociedad y economía feudal
La sociedad se organizó en torno a estamentos (grupos sociales cerrados) y se fundamentó en los lazos de dependencia y en el vasallaje.
________________________________________
Cada estamento era independiente y fueron los siguientes:
• La nobleza: estaba formada por el rey, los señores feudales y sus vasallos. Su estado era hereditario. Los nobles constituían una pequeña parte de la población, pero poseían la mayoría de las tierras cultivables y tenían grandes privilegios (no pagaban impuestos).
• El clero: compuesto por el alto clero (hijos de nobles con cargos de cardenales u obispos) y el bajo clero (sacerdotes y religiosos de clase campesina). Este grupo no solo cumplía con sus funciones eclesiásticas, sino también con importantes roles sociales y culturales.
• Campesinos y siervos: conformado por la mayoría de la población de esa época. Los siervos eran los encargados de trabajar las tierras del feudo y no poseían ninguna propiedad ni derecho. Los campesinos, que eran personas libres, podían ser dueños de algunas tierras y realizaban numerosos servicios para el señor.
En cuanto al ámbito económico, el feudalismo llevó a la práctica una economía de subsistencia, basada en la agricultura y la ganadería. De tipo rural, esta economía tenía una mínima división del trabajo y escasos intercambios comerciales. Su centro era el feudo, que correspondía a grandes y autosuficientes propiedades de nobles o eclesiásticos.
Sin embargo, en el siglo XII, producto de las Cruzadas, aumentó el intercambio comercial entre Europa y Cercano Oriente, lo que se tradujo en la instalación de un nuevo tipo de relación económica muy distinta al feudalismo: era el eje entre el capitalista, el comerciante y el mercader.
El aumento del comercio también implicó un traslado desde las actividades realizadas dentro o al pie del castillo feudal, a las renacidas ciudades. Al mismo tiempo fueron apareciendo nuevos grupos económicos y sociales, como los gremios (asociaciones), que surgieron para reglamentar la labor productiva de los artesanos.

Bookmark and Share

1 comentarios:

esteban olivera dijo...

PROFE ES PUBLICADO POR ESTEBAN OLIVERA Y FELIPE ENCINA

Publicar un comentario en la entrada